lunes, 1 de diciembre de 2008

LOS MESIAS DE DIOS


Mis notitas al margen… Nº 4

LOS MESIAS DE DIOS

Jesús: Vida-Muerte; Muerte-Vida

 

“¿Por qué preguntas sobre el anti-Cristo sin antes conocer sobre Cristo, o sobre Jesús, o también sobre los Mesías de las restantes Iglesias? ¡Es tan grande vuestra soberbia al pensar que son los únicos, los animales-humanos preferidos entre todas las tribus, pueblos o Iglesias que existen en la esfera terráquea o in-fierno! ¡Como la de creer también que son “los únicos seres superiores” en el infinito espacio de Dios! Pero todo eso se entiende porque aún tienen un concepto existencialista tan estrecho y limitado, que no conocen sobre los diversos tiempos y espacios que administra Dios, y a los que sólo los elegidos podrán acceder tras romperse el Séptimo Sello. ¡En eso consiste precisamente la Vida Eterna!”.

Sin saber qué responder, porque él no me respondía sobre el anti-Cristo, quedé mirando al ángel Diablo, quien me preguntó si yo creía en Jesús como el enviado de Dios. Le dije que totalmente y con gran convicción. Y continuó hablando: “Jesús es el ungido de Dios pero sólo de una de las 7 Iglesias; las restantes también tienen sus Mesías. En cada una hay animales-humanos que creen y otros no en sus respectivos Mesías. Tú serías un “jesuista” o también un “judeo-jesuista” por la pertenencia de Jesús al pueblo judío, pese a que la mayoría de éstos no lo hubieran reconocido y aún esperan a su verdadero Mesías o ungido por Dios, quien “vendría al final de los tiempos”. Para los continuadores de Jesús después de su muerte también serías “jristiano” o cristiano, porque del griego se origina la palabra Cristo o Mesías, con quien se da la dualidad vida-muerte, y luego muerte-vida. Es que hay una gran confusión generada en la historia del animal-humano por los profesionales de las religiones, para propio beneficio, y sustentada en el manejo omnipotente y discrecional del ‘poder de la verdad divina’”.

Mi asombro y confusión iban en aumento. Ya no entendía nada. “Antes de seguir mi relato te cuento algunos secretos de TU Jesús –continuó el ángel Diablo-. ¿Sabes cómo tendrían que nombrar en realidad al ángel que apareció ante María y anunció el nacimiento de Jesús, como también el de Mahoma y otros?: ¡Gabrielle, o Gabriela! Sí; ¿quién mejor que una mujer ángel para conocer y hacer conocer a otra mujer animal-humano los secretos más naturales, íntimos y puros de la creación de vida, generada por Dios en el principio de los tiempos y en todos los espacios? A diferencia, Miguel aparece con su espada ante Juana de Arco, porque su misión y mensaje eran completamente distintos, pero es otra historia trascendental para la animal-humanidad que ya relataré”.

“Vale la aclaración que Jesús nace, se desarrolla, ‘se reproduce’ y muere como animal-humano; y se diferencia porque es el enviado, ungido o Mesías de Dios de una de las 7 Iglesias, para llevar su Mensaje Divino. Y El tenía razón cuando decía ser el Hijo de Dios, al igual que ustedes, porque todos son ‘creaturas’ de Dios”. Pero sus palabras fueron “sacadas de contexto”, como les gusta decir a los políticos e ideólogos para mentir o desmentir verdades, y condenado por políticos-gobernantes y políticos-profesionales de las religiones. También es otra historia que quizás retomemos”.

“Otro secreto que quiero mencionar porque me afecta directamente: cuando destacan en los escritos que Jesús fue al desierto a meditar, es que fue a hablar con Dios, quien me pidió que lo acompañara sin ser visto. En esa oportunidad recibió el mensaje de su tarea más pesada como animal-humano en la esfera terráquea o in-fierno, aún siendo el ungido, porque implicaba conocer los sufrimientos más horrendos que iba a soportar. Después de recibir el terrible mensaje, Jesús comenzó a dudar y a sufrir hasta enfermarse por el calor del día y el frío de la noche. Tuve que aparecer para brindarle calor y protección hasta que se recuperó y emprendió el regreso. En los escritos mencionan que procuré tentarlo para el “pecado”. Tremenda imbecilidad, estupidez e idiotez para los que escriben, piensan, suponen y declaman ante otros animales-humanos algo así, incluso poniéndole el inmenso y falaz sello de la “verdad divina”, o de la “palabra de Dios”. ¿Con qué “pecados” podía tentarse, o incitarlo yo a Jesús, sólo en el desierto? El gran “pecado” que lo tentaba y abatía era el peso normal de sus terribles tribulaciones propias del animal-humano, aún siendo el ungido, porque la misión asignada por Dios era inmensa y trascendente. Los Mesías de las restantes Iglesias tuvieron también sus experiencias”.

A esa altura, ya estaba yo con la boca totalmente abierta. Continuó diciéndome que una vez superada esa experiencia que “lo marcó a fuego” (y no por él, me aclaró el ángel Diablo), Jesús asimiló el mensaje y completó su tarea, acompañado como animal-humano que también era, por los apóstoles, su madre y María Magdalena, entre otros. “Cómo será que conocía en detalles lo que iba a ocurrir, porque todo formaba parte del mensaje que Dios le dio, que le pidió a Judas que lo denunciara, pese al gran amor que éste le profesaba, para que se cumpliera lo que tenía que ocurrir. Todo formaba parte del protocolo propio de la animal-humanidad, repleto de traiciones, engaños, delaciones, superioridades o dependencias, entre otras grandes características amorales, antiéticas e injustas. Lo notable es que después de “su muerte”, Jesús no murió realmente. ¿Piensas que planteo una doble interpretación intencional, o caigo en una contradicción? Como no puedo dar más detalles sobre ese tema en especial porque no me corresponde, que cada uno de ustedes saque sus propias conclusiones”.

Sentía dolor de cabeza, de estómago, de brazos, de piernas… Se me nublaba la vista y me temblaba el pulso, por lo que dejé de escribir y cerré los ojos, tratando de relajarme un poco. Ya no me acordaba del anti-Cristo ni se me ocurrió otra pregunta…

(Mis notitas al margen… Nº 5 “¿¿¿???”)

 

4 comentarios:

roxana dijo...

Antonio: Muy interesante...
Estamos tratando de conocer mas sobre el humano y menos sobre el animal que tenemos dentro. Te quiero invitar a que conozcas mi blog:
mujeresdescosidas.blogspot.com
Un saludo
Roxana

roxana dijo...

Gracias Antonio por hacer enlace en mi blog.
DESDES AHORA SEGUIREMOS CONECTADOS Y APRENDIENDO MAS..
UN BESO
ROXANA

moderato_Dos_josef dijo...

Excelente. Me encanta esa expresión que define a jesús como el animal-humano, porque es exactamente lo que somos. Un escrito excelente, aunque te lo reconozco, lo mío no es la teología, y me pierdo un poco. Pero tu forma de escribir me atrapa de lleno. Saludos!

M. Jose dijo...

Jesús, nada más sencillo y nada más insondable que mirarle. Su humanidad se manifieresta en dos grandes realidades, su angustia y su oración.
Un abrazo amigo mío
mj