sábado, 3 de enero de 2009

FILOSOFIAS DE VIDA versus RELIGIONES



FILOSOFIAS DE VIDA

versus RELIGIONES (I)

 

Al César lo que es del César;

y a Dios lo que es de Dios.

 

Hice un análisis de las seis “Notitas al margen” anteriores, incluyendo el “Reportaje al Diablo”, y llegué a sorprendentes conclusiones. Una de las más importantes es que a lo largo de la historia el animal-humano, en su mayoría, dejó de lado las FILOSOFIAS DE VIDA en comunión y como parte de la naturaleza, y se volcó a las diversas RELIGIONES, inventadas por profesionales que buscaron captar mentes y voluntades a fin de administrarlas, y así satisfacer sus propios intereses individuales y de grupos.

Esos profesionales de las religiones, actuando en sociedad o a ambos flancos de los diversos tipos de gobernantes (faraones, emperadores, reyes, presidentes o como se llamen), hicieron uso y abuso del PODER terrenal o del in-fierno. Así llegaron a pensar, actuar y establecer normas totalmente opuestas a las filosofías de vida enseñadas por los auténticos Mesías o líderes espirituales de las distintas y verdaderas IGLESIAS (el SER del animal-humano en comunión y como parte de la NATURALEZA).

Esos profesionales establecieron, impusieron y “obligaron psicológicamente” a respetar y cumplir con los dogmas, ritos, cultos, órdenes, doctrinas, institutos, creencias, deberes, juramentos, confesiones y otros inventos “religiosos”. En la antigüedad los que no cumplían eran torturados, quemados, mutilados, entre otras atrocidades propias del animal-humano. En los últimos tiempos hicieron creer que cada uno tenía libertad para elegir, y surgió como en un supermercado un abanico de religiones para todos los gustos e inclinaciones. Los que no encajaban en ninguna de ellas, eran considerados auténticos “descarriados”, pecadores empedernidos que si no estaban con Dios, es porque estaban con el Diablo.

Sometimiento a la autoridad

Todo fue porque los animales-humanos debíamos someternos a la “divinidad”, al “altísimo” o cualquier otra denominación que signifique superioridad, jerarquía o autoridad. Como los profesionales de las religiones se autoproclamaron representantes de la divinidad en la esfera terráquea o in-fierno, por lógica consecuencia, todos los animales-humanos debíamos acatar la superioridad, jerarquía o autoridad de ellos y de sus socios gobernantes. Se trataba de una “delegación de mando” de la divinidad hacia ellos. Algo parecido al invento del otro poder terrenal en el in-fierno: la Democracia u otros sistemas electorales, en los que cada animal-humano delega su propio bastón de mando, y el que mayor cantidad recoge, se transforma en un semidios o supermago que hace y deshace a su antojo y en beneficio propio y de su entorno, olvidándose del BIEN COMUN, que era el objetivo original al efectuarse la transmisión de bastones de mando.

Al existir desvío de todos esos objetivos, tanto de gobernantes como de profesionales de las religiones,  aumentaron las injusticias, las traiciones, los abusos, los crímenes, las guerras y todos los males propios del animal-humano. Incluso, muchos hechos contrarios a las filosofías de vida se hicieron y se hacen en nombre de las religiones; y para cometer esos hechos, los animales-humanos se encomiendan a sus propios dioses:

http://elventano.blogspot.com/2008/12/en-nombre-de-qu-dios.html

Guerras por el poder

No hace falta rememorar tantas guerras que hubo en el mundo desde los mismos orígenes de la animal-humanidad, con el poder como denominador común, envuelto casi siempre por un halo de religiosidad. Según los relatos bíblicos, el mismo Dios habría mandado a distintos grupos del pueblo judío posteriores a Moisés, a “exterminar” sin perdón alguno a otros pueblos, incluyendo a los “impuros” animales, para asentarse en esas tierras y extender sus dominios. Cuando apareció Jesús, la enseñanza era completamente distinta: perdón, solidaridad, tender una mano, ofrecer la otra mejilla y cosas raras por el estilo, con lo que se transformó en el mayor REVOLUCIONARIO de esos tiempos, y en consecuencia la “JUSTICIA del in-fierno” marcó su destino.

En el caso del Imperio Romano, la mayor y más grande estafa que aún perdura por el extraordinario e incalculable poder psicológico y material obtenido (totalmente opuesto a lo verdaderamente espiritual), es la del emperador Constantino, fundador de la institución católica romana. El gobernante necesitaba urgentemente soldados para su ejército, y en vez de mandar a los seguidores del camino de Jesús al circo para comida de los leones, inventó un dibujo de origen supuestamente divino (el crismón, símbolo papal)  y los reclutó para las batallas. Con esa gran masa de combatientes obtuvo los triunfos que necesitaba, y en retribución a los representantes y profesionales recién recibidos de la nueva religión, organizó los primeros concilios para dar forma al naciente IMPERIO VATICANO. Esa misma institución organizó sus propios ejércitos, a los que también traicionó, persiguió y exterminó, sin considerar que con las riquezas obtenidas en las batallas, algunos de esos grupos inventaron o generaron otro MONSTRUO de nuestros tiempos: el IMPERIO BANCARIO o financiero.

Religión, según la Real…

Podemos descubrir y confirmar muchas ideas al leer la definición de religión en el diccionario de la Real Academia Española:

religión.

(Del lat. religĭo, -ōnis).

1. f. Conjunto de creencias o dogmas acerca de la divinidad, de sentimientos de veneración y temor hacia ella, de normas morales para la conducta individual y social y de prácticas rituales, principalmente la oración y el sacrificio para darle culto.

2. f. Virtud que mueve a dar a Dios el culto debido.

3. f. Profesión y observancia de la doctrina religiosa.

4. f. Obligación de conciencia, cumplimiento de un deber. La religión del juramento.

5. f. orden ( instituto religioso).

~ católica.

1. f. Confesión cristiana regida por el Papa de Roma.

~ natural.

1. f. La descubierta por la sola razón y que funda las relaciones del hombre con la divinidad en la misma naturaleza de las cosas.

~ reformada.

1. f. Instituto religioso en que se ha restablecido su primitiva disciplina.

 

En el punto uno ya se explica casi todo. Destaca que es el “conjunto de creencias o dogmas acerca de la divinidad…”, lo que implica un proceso meramente racional o intelectual, y no espiritual, acerca de un ser superior, que además es impuesto como algo verdadero con obligación de creer sí o sí (dogmas de fe). Se agrega “de sentimientos de veneración y temor hacia ella” (hacia la divinidad), lo que conlleva a arrodillarse, bajar la cabeza, besar manos y pies, cumplir con los castigos que se imponen por los diversos “pecados”, persignarse y todo otro gesto de veneración, a lo que se suma que hay que tener temor o miedo a las manifestaciones del poder de la divinidad. Como la divinidad por lo general no aparece ni se manifiesta, aunque sea obligatorio creer porque está establecido en los dogmas de fe, los sentimientos de veneración y temor debemos trasladarlos a los representantes directos en el in-fierno de esa divinidad, que son los profesionales de las religiones.

También habla de “Conjunto de… normas morales para la conducta individual y social y de prácticas rituales, principalmente la oración y el sacrificio para darle culto”. Todas falsedades. No lo que dice el diccionario, sino lo que imponen como normas morales para poder controlar y dirigir las conductas individuales y sociales. Ni qué hablar de las prácticas rituales, con oraciones y sacrificios para darle culto, como variantes modernas de las prácticas prehistóricas. ¿Cuál es la principal norma de todo ser viviente?: vivir y dejar vivir. Otra: crecer y reproducir. Otra: alimentarse, aprovechar, cuidar y respetar la naturaleza que nos permite vivir. Las prácticas rituales y sacrificios son para darle culto a los profesionales de las religiones, porque la vida misma tiene muchos sacrificios naturales, pero no permite suplicios. Lo último es propio del animal-humano que administra y reina en el in-fierno.


11 comentarios:

Pedro dijo...

Los imperios religiosos siempre han sido más fuertes que los políticos, porque han atrapado a las gentes no sólo desde el poder (a Dios rogando y con el mazo dando), sino que también se han adueñado de las diversas etapas que se celebran de la vida cotidiana de las personas.

Afortunadamente, cada vez son más las personas que se van liberando de las trabas de la dictadura espiritual

Saludos y buen artículo Luis

editor dijo...

Gracias Pedro.
Tus notas me sirven para descubrir nuevos mundos.

Kebelle dijo...

i don't think religion should be against philosophies of life because even one's philosophy must have originated somehow from a religious impulse that seeks to affirm life and fill it with meaning.

Pedro dijo...

Un ensayo bastante completo e interesante de principio a fin.
Pienso que, al sernos imposible descubrir la verdad sobre todas las cosas y misterios, lo importante será el bien o el mal, el daño o beneficio que nos haga a nosotros y a los demás las cosas en las que creemos.
Si nuestras creencias son beneficiosas para la humanidad, bienvenidas sean, independientemente de su veracidad. Lástima que no siempre sea así.

Un abrazo.

Nelson Diaz dijo...

Interesante tu Blog mi buen amigo, "cai" aca desde Blogcatalog, muy bueno, tienes buen material que compartir.

Exitos y un abrazo desde Venezuela

veryheaven dijo...

hola, editor
i love the picture - live evolves from a snailhouse. is this your art?
great, magnifico! un abrazzo virtuale, veryheaven

veryheaven dijo...

hola, luis
thx for commenting on kebelles theme in my blog - unfortunately my spanish lacks practice :-( please, can you answer in english or translate your answer? would be sooooo lovely, yours sincerely veryheaven

veryheaven dijo...

muchas gracias, luis - never thought you´d return to translate. I like reliable people - you must be one..

editor dijo...

I believe in the internal energy as a source of our life. I believe in the philosophies of life of the Seven Churches to which we belong as human animals, in communion and as part of Nature.
I do not believe in religions that are rational explanations for the unknown, so imposing dogmas of faith to confuse the minds and wills to benefit themselves and their groups.
Kebelle not agree with me, I do not agree with Kebelle.
As to the illustration, is known as a horn of plenty and of Nature and is not art or mine production. I borrowed it from the pictures from Google, which is very useful.

Lynda Lehmann dijo...

Interesting and thoughtful post. Most atrocities have been committed in the name of dogma.

I choose nature and compassion, empathy, and experience. We must make our own meanings with our own stories, not the stuff of ancient accounts filled with historic contradiction.

My religious impulse comes from within, and cannnot be superimposed from the outside.

guerreropirata dijo...

Excelente trabajos sigue adelante.
Gracias por visitar mi blog
http://jehovadesenmascarado.blogspot.com