sábado, 24 de enero de 2009

LAS UVAS DE LA IRA



“APOCALYPSIS NOW”

LA ECONOMIA Y LAS

“BESTIAS APOCALIPTICAS”

 

Tenía alrededor de 18 años cuando leí “Las uvas de la ira”, de John Steinbeck. Trata sobre la crisis económica de 1929/30 en Estados Unidos. En un comentario a través de una organización de California destacan:

Las Uvas de la Ira se divide en tres partes: la sequía en Oklahoma (Capítulos del 1 al 11), el viaje de los Joad a California (12-18) y las experiencias de los Joad como jornaleros migratorios en California (19-30). De los 30 capítulos del libro, 14 describen directamente la saga de la familia Joad. Utilizando una mezcla de lenguaje poético y periodístico, los 16 restantes intercapítulos, relacionan las experiencias de los Joad con una historia más universal.

Las Uvas de la Ira comienza con sequía y termina en inundación. Esto ha llevado a que algunos lectores vean al libro como la historia bíblica del Éxodo vuelta a contar. Otros lo interpretan como un retrato histórico del sufrimiento de los trabajadores migratorios de la época de la Crisis Económica de los 30’s. Y hay otros lectores que lo ven como una acusación política a las corporaciones y los grandes terratenientes. El propio Steinbeck les escribió a amigos que el libro se podía leer a cinco niveles (aunque nunca especificó cuáles eran los cinco niveles). En esencia, Las Uvas de la Ira trata sobre la familia, la comunidad, la dignidad humana, la generosidad y el valor en presencia de sufrimientos intolerables.

O, como dijera John Steinbeck en su discurso de aceptación del Premio Nóbel en el año 1962, “El escritor está a cargo de declarar y celebrar la capacidad comprobada del hombre para la bondad de corazón y de espíritu – para la gallardía en la derrota – para el valor, la compasión y el amor. En la guerra incesante contra la debilidad y la desesperación, éstas son las banderas brillantes que alientan a la esperanza y la emulación.”

Me impactó tanto el libro que se me grabó a fuego en la memoria, especialmente el relato final de la mujer que ofreció sus pechos cargados de leche y amamantó al hombre desfalleciente de hambre, porque éste no podía ni siquiera mover sus mandíbulas con otros alimentos. Recuerdo incluso que avanzaba trabajosamente en la lectura de esa novela tan extensa, porque se me oprimía el pecho de amargura al conocer el sufrimiento atroz de otra gente. Me marcó mental y emocionalmente.

Al retroceder imaginariamente a esos tiempos, recién ahora me doy cuenta de que toda la historia del animal humano estuvo signada fundamentalmente por la economía, y por el poder que emana de su concepto y de quienes la manejan o administran. Sí, se trata de lo que ahora denominamos “ciencia que estudia los métodos más eficaces para satisfacer las necesidades humanas materiales, mediante el empleo de bienes escasos”. Todas las otras ciencias políticas, sociales, tecnológicas, médica, medicinales y demás, desde mi punto de vista, están subordinadas directa o indirectamente a la economía, sea micro, macro o de cualquier magnitud o característica.

Cualquier animal se maneja naturalmente con su economía elemental de vida y subsistencia. El animal humano no, porque con su raciocinio genera grupos sociales y administra la economía en distintos niveles. Y algunos comienzan a establecer normas políticas de subsistencia, graduadas según el poder que adquieren en función del manejo de esa economía. En definitiva, adquieren poder para manejar política y socialmente el caudal del caño o la manguera; y lamentablemente para todos, controlan el chorro en función de sus propios intereses o de su grupo, y no de la mayoría.

No soy especialista en economía, ni en política, sociología u otras ciencias. Aunque tengo capacidades mínimas para realizar ciertos análisis y concluir en algunas síntesis, básicamente por mi tarea como periodista, y fundamentalmente porque trato de estar en la búsqueda constante del sentido de la verdad, y con tendencia a la objetividad.

Algunos comentarios destacan que la crisis de los 30 en EE.UU. fue provocada por sectores de gran poder económico y político para cambiar justamente el sistema. Y al leer recientemente a un blogger norteamericano, éste hacía referencia al libro y al gran cambio desde entonces de la cultura económica en el mundo (no hablo ni me interesa el marxismo o socialismo, porque pese a algunas ideas rescatables en la práctica son un fracaso; como lo serán el capitalismo o liberalismo, junto con su deforme y asqueroso hijo que es el consumismo).

Se pasó del minifundista, del cultivo, la pequeña granja y cría de animales para la subsistencia familiar y de pequeños grupos, a la gran producción como negocio, con industrialización y distribución masiva. Comenzó a ejecutarse el marketing a gran escala y a crecer el sistema financiero, mientras se procuraba “seducir” a todo el mundo para que se hagan “adictos” al sistema. Todos nos olvidamos de cómo sembrar y cosechar lechuga, papa, tomate; de criar pollos, cerdos, cabritos; de amasar pan y comer puchero. Ahora tenemos tarjetas de créditos, cheques, cuentas bancarias, préstamos express, tasas hipotecarias y otros grandes “servicios” financieros. Ya no necesitamos cultivar la papa, el tomate, criar pollo ni amasar pan; compramos todo preparado y además, lo recibimos en la puerta de casa. Y para fomentar los placeres como postre, también se extiende el negocio de las drogas.

Al comparar hechos trascendentes de la humanidad, al exprimir los sentimientos más profundos que experimenté al leer en mi juventud “Las uvas de la ira” y los que experimento ahora en mi etapa final, llegué a una sorprendente conclusión, estrictamente en lo personal: la economía, desastrosa para la mayor parte del mundo e interesadamente administrada por ciertos grupos de animales humanos, sería la auténtica y principal protagonista del Apocalypsis bíblico. Y las verdaderas “bestias apocalípticas” serían los miembros de esos grupos de animales humanos, que nos destruirían a todos, a los otros animales y a la misma Madre Naturaleza.

Uno de esos grupos, quizás el principal en la actualidad, sería el denominado Club de Bilderberg, creado en 1954 durante una reunión en el hotel del mismo nombre, en Holanda, y cuyo principal impulsor habría sido el sacerdote jesuita masón Joseph Rettinger. Un pequeño resumen sobre el club puede leerse en la siguiente página:

http://es.wikipedia.org/wiki/Club_Bilderberg


En distintos sitios por Internet se puede leer sobre el tema, e incluso quiénes integran el club y la posibilidad de que hagan pública la actividad. En 2007 el club se habría reunido en Estambul, Turquía; y en 2008 en Estados Unidos. ¡Qué casualidad que el año pasado comenzó a pincharse la burbuja financiera en todo el mundo! Uno supone que estuvo todo programado. ¿Quiénes serán los principales beneficiarios. O cuál la política económica a implementarse para el futuro? Ese capítulo lo veremos seguramente por partes en el transcurso de 2009.

Con el inicio de una nueva crisis económica internacional, lo preocupante es saber qué pasará con el nuevo emperador Obama, y si es miembro del club como lo es su antecesor Bush. Si no es socio, ¿corre peligro su vida? ¿Aparecerá algún fanático o grupo resucitado del KKK? Como menciono en el relato “Necrópolis de almas”, mi idea es que Bush mató a la majestuosa “águila imperial” norteamericana. ¿Convendrá que Obama la levante en su pedestal, o mejor es el “nuevo orden mundial” con equiparación de roles y poderes de ciertos grupos para control y dominio de la masa universal?

En la nota “Tiempo de descuento” puse que el rompimiento del Sexto Sello apocalíptico comenzó en 2007 y finalizará en 2040, con hechos importantes que ocurrirían en 2013 y 2020. ¿Significará esa suposición que el club no tendrá trascendencia y se “fundirá”; o que por el contrario tendrá éxito y veremos cómo se destruye la Naturaleza y la animal humanidad? Mi idea con el grupo: Apocalypsis Now.


11 comentarios:

Liliana G. dijo...

Muy bueno tu ensayo. Ésos son temas que dan para pensar y muchas veces para desesperarse además de generar debates. Vi Apocalypsis Now, hace casi veinticinco años y no la olvidaré jamás. Un abrazo.

roxana dijo...

Hola Editor!!1 Me impresionó sobremanera lo que escribiste. Increible! Lo de lo económico lo se, pero como lo describis y los otros temas que tocas, son super interesantes, me meteré mas profundamente en esto, pues me interesa mucho saber!!!!!
Luego te haré mi comentario. quería a su vez decirte que sigo con mi blog, el nubarrón pasó. era una mezcla de problemas laborales y personales, que pudieron resolverse con adyltez y seguire aca con ustedes, aprehendiendo y aprendiendo todos los dias si puedo un poco mas! Un saludo y Gracias por estar!
Roxana

editor dijo...

Gracias Liliana. No son temas para preocuparse, porque los señores comensales siempre están sentados en su mesa. Es cuestión de cómo quedamos nosotros luego de tantas depredaciones.

Roxana, es una alegría inmensa que sigas presente.

JLMON dijo...

Hola Editor
Obama tendrá que rendirse a la evidencia y empezar a cambiar su We Can por We Could...
Un saludo
JLMON

Neurotransmisores dijo...

No se trata de ser adicto al sistema... es que es el único que hay (hasta que inventen otro).

Saludos.

PD: el link a la prueba documental no funciona.

editor dijo...

El link para acceso directo a la nota sobre el club fue bloqueado por algún "extraño" motivo. Lo cambié por otro de Wiki. Espero que dure. Y que yo también...

J. Marcos B. dijo...

Me quedo por ahora con :
Las Uvas de la Ira comienza con sequía y termina en inundación...

Volveré con mas tiempo para leer este largo, pero interesante post.

Un abrazo.

Marcos.

SUSANA VERA - CRUZ dijo...

Realmente siermpre he creìdo que donde estè el dinero como fundamento, impulsor y motor de vida, sea la que sea, serà destructivo.
Todo gira en torno a economìas, a dineros, a poder y se pierde realmente su funciòn.

Mientras todo gire en torno al dinero, siempre estaremos en el abismo.

Muy interesante tu texto.

Todo mi cariño mi querido amigo

Susana-Agualuna

Maria dijo...

Los "machos Alfa" han existido en el mundo animal desde la noche de los tiempos. El hecho de que seamos animales racionales no parece que cambie este hecho y tu ensayo lo confirma. (http://es.wikipedia.org/wiki/Macho_alfa)

Liliana G. dijo...

Hola Editor, hoy vengo a ofrecerte un presente. Te he otorgado el premio "Luz en el Alma", si aún no lo tenés, te invito a que pases por mi blog a llevártelo. Un gran abrazo.

Nora dijo...

Hola Luis, muy buen post!!
Largo y con mucha información y enlaces pero muy interesante en el concepto. Para leer mas de una vez.
Siempre pensé cuáles serían los hechos bíblicos del Apocalypsis que ya están ocurriendo y quizá por aquí haya alguna punta.
Esto no va más!!!
Un abrazo!
Nora