miércoles, 24 de febrero de 2010

COMERCIO DE PERSONAS (6)


LA HIGUERA Y EL APOCALYPSIS
(6ª entrega)

                                        XLVII                                           
-Hola pa, cómo están Flor y mamá?
Quedé sorprendido por mi tranquilidad y entereza al hablar. Me reconfortaba el hecho de no transmitirle más preocupación. Imaginaba el infierno por el que debía atravesar. Con serenidad quería transmitirle mi apoyo, además de hacerle entender que podía confiar en mí para descargar gran parte de sus problemas y preocupaciones.
Noté mucho cansancio y pesadez en su voz, sin la tensión extrema de la noche anterior. Me comentó que ambas seguían durmiendo por efecto de los sedantes. Por suerte no hubo fracturas, aunque sufrieron muchos golpes en todo el cuerpo, con lastimaduras mayormente en brazos y piernas.
Agregó que la policía había logrado identificar a uno de los integrantes de la banda de secuestradores y realizaban operativos para su captura. Un subcomisario amigo le comentaba algunas novedades. Con su familia compartíamos algunas reuniones, e incluso tenía dos hijos de nuestra edad con quienes jugábamos.
Prometí hablar después del mediodía…

XLVIII
Cuando hablé a la tarde, mamá estaba despierta y lo primero que hizo fue preguntarme cómo estaba yo y me recomendó que tuviera cuidado con todo, especialmente al manejar el auto. Ella había atravesado por una terrible situación y se preocupaba por mi. Flor también había despertado pero volvió a dormirse. Ambas se recuperaban de las lesiones, pero me imaginaba que el trauma psicológico duraría un buen tiempo.
Seguí hablando con papá, quien me comentó que hasta el mediodía habían logrado atrapar a los cinco integrantes de la banda que intentó el secuestro de Flor. Me sorprendió la eficacia policial y le hice un comentario al respecto. Dijo que después me daría más detalles, pero la trama de todo era muy amplia. Que aparentemente hubo delaciones, traiciones, entregadas y otras cuestiones internas y propias del mundo delictivo.
Quedé en hablarlo a la noche…

XLIX
Comprobé que la noche influye de infinitas maneras en cada ser. Me di cuenta recién en esa oportunidad de reflexión, antes de llamar a mi padre y con la tranquilidad de saber que los hechos ocurridos no resultaron tan graves, que la caída del Sol nos introduce en un nuevo mundo que a veces resulta mágico.
La noche anterior había transitado por un mundo de terror, de culpas desgarrantes y desasosiego. Y ahora, mientras conducía mi auto por las avenidas costeras de Miami para relajarme, por otro donde miles de espejos pugnaban por reflejar cada partícula de mi espíritu, que por extraño motivo sentía henchido de paz.
Será por la luz de la Luna que corta las tinieblas; la oscuridad que invita a la calma y al sosiego tras la intensidad de la jornada diurna; el aire que inicia su proceso de purificación natural; el relajamiento que empuja desde adentro a nuestros instintos naturales; la necesidad de compartir o simplemente reservar nuestros deseos y sentimientos, buscando a familiares y amigos o aislándonos…

L
Esa noche, la comunicación con mi padre fue distinta a la de siempre. Sentí que me hablaba como se conversa con un amigo, un compañero, de igual a igual. Primera vez que tenía esa “onda” natural y una conexión fluida y prolongada, ya que siempre hablaba lo necesario y se enfrascaba de inmediato en sus asuntos laborales.
Comenzó diciéndome que mamá se recuperaba bien pero Flor tenía pesadillas y mencionaba mi nombre y el de Rody, aunque al despertar actuaba normalmente. Y siguió con el relato de los secuestradores según datos que le transmitió el subcomisario amigo, y otros que se conocen del submundo del hampa.
El cabecilla del grupo pertenecía en realidad a otro que sólo secuestra y recluta jovencitas para la prostitución. Decidió separarse y armar su propia banda pero para secuestros con pedidos de rescate, con la idea de conseguir mayores ingresos. Cometió los errores de romper los códigos mafiosos y de reclutar gente inexperta, por lo que los ex compañeros decidieron delatarlo para cubrir sus propias espaldas, con el acuerdo, complicidad o consentimiento de algunos miembros “rentados” de la fuerza policial.
Amplió la historia de los secuestros destacando que para esos delitos también se aplica la ley de la oferta y la demanda, por lo que se transformó en un gigantesco negocio internacional. Así es que los recién nacidos y bebés de pocos meses son destinados a la adopción; los niños y jovencitos al tráfico de órganos, que es lo más escalofriante; y las jóvenes y también algunos varones a la prostitución, especialmente si son castas o vírgenes, lo que multiplica extraordinariamente su valor. Los secuestros para rescates son realizados por bandas también profesionales pero distintas, que se manejan con ciertas técnicas y códigos especiales, e integran muchas veces ex miembros de fuerzas de seguridad.
Yo conocía algo de todo eso, pero recién entonces comprendí la verdadera dimensión de semejante “comercio” de personas. 

LI
Aunque parezca increíble, en los siguientes días y aún a la distancia sentí que estaba más conectado física y espiritualmente con mi familia, especialmente con mi padre, que cuando me encontraba en mi propio hogar de Buenos Aires. Hablaba dos veces por día y Flor me contaba que pese al gran susto tenía mucha fuerza interior. Mamá seguía con sus recomendaciones que yo escuchaba pacientemente, porque reconocía que gracias a su extraordinario instinto materno se salvó Flor. Y papá comenzó a darme instrucciones sobre los trámites bancarios y financieros que debía realizar. 
También aproveché que mi amiga estaba de viaje para recorrer y conocer distintos lugares de Miami. En una oportunidad pasé nuevamente por la Calle 8 de La Pequeña Habana, entré al bar donde había solicitado mi primer “desayuno americano” y repetí el pedido, que comencé lentamente a consumir. Me acordé del viejo ciego al que casi atropello y que luego me dio los extraños consejos sobre una higuera y el higo que debía comer, ciertas revelaciones, el rompimiento de un sexto sello y el apocalipsis. Pregunté al encargado del bar y a otras personas, y me dijeron que había desaparecido por completo hacía un mes y medio aproximadamente. ¿Habrá sido después de hablar conmigo, ya que él mencionó que no tenía más tiempo? ¿Adónde habrá ido, estará vivo…?


5 comentarios:

Viagra Online dijo...

Excelente, me parece que debes de tener un talento increible para la redaccion y para la literatura, la verdad siempre he seguido el blog a nivel personal, pero ahora lo hago por motivo laborar, voy impartir lecciones y este blog me va aayudar con los alumnos de primer ingreso, pues lo voy a poner como referencia para que ellos igresen a leer las maravillas que podemos encontrar en cada entrada. Que mejor manera de ayudarles con ese proceso tan dificil, el de leer algo que valga la pena por medio de Internet?

cheap viagra dijo...

Que increíble que se den este tipo de situaciones tan acongojantes, no hay nada peor que perder a un ser querido yo espe¡ro que yo nunca tenga que pasar por una situación similar.

Anónimo dijo...

xanax for anxiety xanax withdrawal hallucinations - xanax drug recreation

Elliott Broidy dijo...

Interesante

Anónimo dijo...

http://site.ru - [url=http://site.ru]site[/url] site
site