domingo, 19 de junio de 2011

APOCALIPSIS


El Apocalypsis supuestamente relatado o escrito por el apóstol “San Juan” (hermano de Santiago e hijo de Salomé, ésta prima de María, la madre de Jesús) durante su destierro en la isla de Patmos, en Grecia, fue agregado al cuerpo de la Biblia junto a los cuatro evangelios (uno de ellos también asignado al mismo “San Juan”, aunque en realidad sería de María Magdalena, esposa de Jesús). Son los únicos “autenticados” en los inicios de la institución católica romana fundada por el emperador Constantino, la que consideró al resto de los escritos “antiguos” como “apócrifos”.

Ya se sabe que la palabra apocalypsis es de origen griego y significa REVELACION.

Una de las grandes REVELACIONES que ya corresponden a nuestra época es o será que el Apocalypsis de “San Juan” es totalmente FALSO. Es otra de las grandes MENTIRAS escritas de los antiguos y primeros profesionales de las religiones.

Lo único auténtico son las REVELACIONES de Enoch, descendiente de Adán y Eva y su tercer hijo Seth, padre de Matusalén, bisabuelo de Noé, escribiente de Dios, y cuyos escritos fueron también considerados “apócrifos” por los mentirosos y falsos profesionales de las religiones, entre otros de la institución católica romana fundada por el emperador Constantino.