jueves, 8 de marzo de 2012

ARGENTINA, CEMENTERIO DE ALMAS



REBELDIA CIVIL, PASIVA
Y PACIFICA, EN LA ACTUAL
NECROPOLIS DE ALMAS
QUE ES LA ARGENTINA

Yo, Luis Antonio Mena, DNI 11463182, ciudadano argentino con domicilio en la provincia de Tucumán, en uso y goce de todos mis derechos constitucionales e internacionales, a partir de ahora DECLARO PUBLICAMENTE MI REBELDIA CIVIL, PASIVA Y PACIFICAMENTE, como RECHAZO POR LA PERVERSION Y DESTRUCCION DEL SISTEMA REPRESENTATIVO, REPUBLICANO Y FEDERAL, en todos los órdenes y a niveles nacional y provinciales, que han ocurrido y continúan ocurriendo con gravedad extrema en el país desde los gobiernos militares de facto, de Carlos Menem y del matrimonio Kirchner, al punto que se afectan criminalmente los DERECHOS HUMANOS de la población, con políticas abiertamente corruptas y destructoras que por sus efectos constituyen lisa y llanamente CRIMENES DE LESA HUMANIDAD.

MALDITA IMPUNIDAD
Son de público conocimiento las acciones, efectos y consecuencias de los gobiernos militares, de Menem y de los Kirchner, incluyendo a los respectivos gobiernos provinciales. En sus distintos aspectos, durante todos ellos hubo víctimas y beneficiados, como en cualquier gobierno del mundo en el transcurso de la historia.
Pero una característica común que ya no se puede permitir ni soportar bajo ningún punto de vista, es la permanente, recurrente  y MALDITA IMPUNIDAD de que gozaron y gozan esos gobiernos, mientras las víctimas de esos gobiernos abiertamente corruptos NUNCA PUEDEN HACER VALER SUS DERECHOS, SI ES QUE AUN CONSERVAN EL DERECHO A LA VIDA; y para colmo, NUNCA PUEDEN HACERLES PAGAR A LOS SUCESIVOS GOBERNANTES, LEGISLADORES Y JUECES TODOS SUS CRIMENES!!!
Invito a leer, con gran paciencia y según el interés por los respectivos títulos, sucesivas referencias a las irregularidades y actos de corrupción que escribí desde mediados del año 2006:

INFAME TRAICION A LA PATRIA
Es de público conocimiento el accionar de los supuestos poderes legislativos nacional y provinciales, con versiones y acusaciones cruzadas y reiteradas de coimas, corrupción, mayorías para sometimientos a los poderes de turno de los “organismos de gobierno legislativos”, entre otras. Pero lo más grave es que NADIE NUNCA se atrevió a solicitar la aplicación del artículo 29 de la Constitución Nacional Argentina que expresa:
Art. 29.- El Congreso no puede conceder al Ejecutivo nacional, ni las Legislaturas provinciales a los gobernadores de provincia, facultades extraordinarias, ni la suma del poder público, ni otorgarles sumisiones o supremacías por las que la vida, el honor o las fortunas de los argentinos queden a merced de gobiernos o persona alguna. Actos de esta naturaleza llevan consigo una nulidad insanable, y sujetarán a los que los formulen, consientan o firmen, a la responsabilidad y pena de los infames traidores a la patria.

Hay motivos de sobra para que cualquier ciudadano pueda pedir su aplicación, aunque tendría que ser ante tribunales internacionales debido a la responsabilidad no asumida (o irresponsabilidad e ineptitud constitucional) del poder supuestamente jurídico de los “organismos de gobierno judicial” de la Nación y provinciales.
Por mi parte, solicito la colaboración (si algunos se atreven, ya que no tengo recursos económicos) de abogados constitucionalistas y estudios jurídico contables para iniciar acciones judiciales ante tribunales internacionales contra el gobierno nacional, la AFIP y otros organismos por abuso de autoridad, violación de los deberes de funcionarios públicos, exacciones ilegales y otros delitos e irregularidades; como también contra el congreso nacional por aplicación del artículo 29 de la Constitución Nacional.
En mi caso personal, es por la apropiación ilegal e ilegítima del gobierno de Cristina de Kirchner de unos míseros $5.000 (cinco mil pesos) de mi propiedad que estaban depositados en una cuenta de la ex AFJP Nación; y un “juicio express” que me inició ante tribunales federales la AFIP, por deuda de $300 más intereses del nefasto período 2001 – 2002, más $600 de deuda de monotributo no pagado durante 2008 porque no tenía trabajo. Para colmo, me embargaron una caja de ahorros para pago de cuotas de mi vivienda familiar en el Banco Hipotecario, transgrediendo en forma impune resoluciones judiciales y un fallo del mismo tribunal superior de la Nación que prohibía tal medida. Todo configuraría además la violación de varios de mis DERECHOS HUMANOS.
Invito a leer mi nota de blog al respecto:

ORGANISMOS DE GOBIERNO JUDICIAL
Declaro públicamente mi rechazo al uso erróneo de la palabra JUSTICIA para denominar a los organismos de gobierno judicial nacional y provinciales, de los cuales desconozco totalmente cualquier facultad o poder de juzgamiento, por lo que me someto a título personal a la jurisdicción de los Tribunales de Justicia y Organismos de Derechos Humanos Internacionales.
Como es de público conocimiento, fueron comunes las reiteradas FALLAS en los FALLOS de miembros y tribunales de esos supuestos “poderes judiciales”, con resoluciones absurdas y antijurídicas que marcaron la reiterada y escandalosa IMPUNIDAD de los sectores de poder político y económico en el país.
Esos mal llamados magistrados y tribunales judiciales “fallaron” corruptamente a favor de los sectores de poder económicos y políticos.
El máximo tribunal del país, incluso, no se atrevió a usar de su poder político natural y legítimo para frenar los abusos de los otros poderes, ni usó su facultad de superintendencia para controlar a los jueces y tribunales inferiores, que se sometieron vergonzosamente a los dictados e influencias de las mafias gubernamentales y políticas.
Con el abuso indiscriminado de las normas procedimentales o de forma, en desmedro de las normas de fondo, y en complicidad con los grupos corporativos de profesionales del derecho, atentaron además contra el principio supremo de JUSTICIA.
Es de público conocimiento también que el máximo tribunal designado a dedo por el sospechado de múltiples delitos y corrupto ex presidente Carlos Menem, actualmente INFAME TRAIDOR A LA PATRIA según el artículo 29 de la Constitución Nacional, fue destituido en su mayoría luego de una investigación solicitada por el gobierno del matrimonio Kirchner, los que impusieron a su vez a dedo a los actuales miembros que son responsables por acción y omisión de la destrucción del sistema Representativo, Republicano y Federal en la Argentina.
Invito a leer mi referencia a la Justicia, escrito desde mediados del año 2006:

NECROPOLIS DE ALMAS
Con pena e indignación sostengo que la querida Argentina se ha transformado desde los criminales gobiernos militares, pasando por la mafia neoperonista menemista hasta la actual corrupción neocapitalista kirchnerista, en un cementerio de almas putrefactas y nauseabundas de gobernantes, políticos, economistas, dirigentes partidarios supuestamente opositores, legisladores, magistrados, empresarios, comerciantes, integrantes de la farándula y el espectáculo, falsos periodistas y otros.
Mi versión de los representantes de los tres poderes mafiosos en mi relato ficción “Necrópolis de almas”, escrito a mediados de 2006 y que se aplica actualmente a niveles nacional y provinciales, es la siguiente:

VI
Todo pasaba ante mis ojos como una película.
Caminaba frente a la oficina central del cementerio. ¿Tres administradores? Teóricamente era lo más conveniente para un eficaz manejo de los asuntos de la necrópolis.
Pero en la práctica distribuían corrupción interna, cada uno con ropajes destacados y portando elementos simbólicos.
Todos sabían lo que ellos hacían y lo que en realidad deberían hacer. Casi todos buscaban acercarse, pero pocos intentaban cambiar algo por temor a las hienas y chacales, bestias enseñoreadas en el lugar. Los arriesgados resultaban despedazados.
VII
Uno de ellos estaba rodeado de bandas en su pecho y con bastones. Eran quizás para sentirse más seguro de no tropezar y caer al barro de donde venía, el mismo por el que todos caminaban, pisoteaban y se ensuciaban. Pero era el que mayores manchas tenía en sus vestimentas y calzados, las que simplemente daba vuelta periódicamente para que no se notaran, hasta cambiárselas al día siguiente.
En un gran libro hacía anotar todos los tributos por los distintos servicios del cementerio: ingreso y egreso de ataúdes; de carrozas, palmas y ofrendas florales; venta, alquiler y cargos por tumbas, sótanos, nichos, mausoleos, sepulturas bajo tierra, sobre tierra, suspendidas en el aire y hasta en la “in sphaera” terráquea o in-fierno; transportes y marchas a pie, en vehículos, con acompañamientos; con o sin bandas musicales para los temas fúnebres; con o sin visitas a los mausoleos de los pastores; de los vendedores, compradores y consumidores de productos y de cada uno o en grupos por pisar y respirar en el cementerio.
Los tributos también eran diferenciados: les cobraba en forma creciente a los dueños de pompas que hacían servicios fúnebres especiales; a los de guantes blancos por llevarse las cruces, floreros y otros objetos; a los que negociaban dentro de la necrópolis con sexo, armas, drogas, juegos y otros simples entretenimientos; a los que utilizaban la tierra del cementerio para producciones por su gran valor químico y orgánico; a los que utilizaban cadáveres para venta de órganos; e inclusive a los que compraban terrenos, derechos y servicios para enterrar, depositar, esparcir en agua o aire los desechos minerales, químicos u orgánicos contaminantes, total a los muertos y cuerpos putrefactos no les afectaba.
VIII
En otro libro anotaba que del total de lo recaudado más los distintos aportes extras que recibía, destinaba entre el 10 y 15 por ciento para todas las necesidades inmediatas y visibles de la necrópolis.
Del resto y hasta un 70 por ciento era para mantenimiento de las hienas y chacales; de colaboradores especiales, intermedios y comunes, de familiares, amigos y amigos de los amigos que lo visitaban; para informes que distribuía en distintos lugares; para gastos de consumo, traslados, fiestas, agasajos, honras fúnebres, servicios internos o externos de la necrópolis.
El saldo lo destinaba para cavar y construir su propia tumba. Tenía la idea de levantar un mausoleo faraónico para él, familiares y descendientes, amigos, amigos de los amigos, cómplices de gestión y otros, con placas y menciones honoríficas.
De las obras de los administradores anteriores quedaban pocos restos de polvo y arenilla que no se llevó el viento y el agua, y una que otra placa o mención totalmente derretidas por la luz del sol.
De pronto el administrador se levantó, fue hasta un armario, recogió gran cantidad de papeles y marchó al baño. Al parecer estuvo alimentándose en forma imprudente y golosa con comida chatarra o carroña que le proveían las hienas y chacales, lo que le producía reiteradas y permanentes necesidades fisiológicas...
IX
El segundo administrador se hizo cargo. Casi siempre se quedaba en su escritorio escribiendo y anotando distintas cosas sobre papel extra blanco, de gran calidad y valor.
Tenía uno de los ojos grande, brillante y luminoso, con el que parecía ver en forma amplia y profunda lo que lo rodeaba, y analizar de modo inteligente las conductas, actitudes y comportamientos de todos en la necrópolis, para luego volcarlas en el papel.
El otro ojo estaba apenas entreabierto, porque lo tenía cubierto de llagas sangrantes y pus maloliente. Le sobrevolaban moscas que le dejaban sus larvas de gusanos, y todo tipo de insectos y parásitos.
Al acercarme pude notar que su gran ojo brillante era en realidad un bolillón de vidrio.
Levantó los blancos papeles sobre los que había estado escribiendo y los acomodó, con sumo cuidado y ordenados, en el armario de donde los sacaba luego el primer administrador para ir al baño...
X
Siempre pensé que el tercer administrador debía ser el primero y único en la necrópolis, donde se supone que se rinden las cuentas finales.
Es que con su precisa balanza debía pesar, contrapesar y balancear todas las cargas de las almas que allí llegan, para establecer el delicado equilibrio de la Dualidad Divina. Esas cargas originales y humanas de pecadores y no pecadores, con las que luego se hace un justo y equitativo balance del Bien y del Mal.
Pero resulta que me confundía de personaje. Este era simplemente un administrador más del cementerio de la “in sphaera” terráquea o in-fierno, acompañado por una secretaria que le llevaba una balanza, una espada y un pañuelo que en principio le cubría los ojos, y se le deslizó hasta el cuello apretándole hasta casi asfixiarla.
Como el administrador estaba rodeado de unas aves negras (que reemplazaban a las hienas y chacales) y no hacía nada por socorrer a su secretaria, lo acusaron por omisión; y cuando quiso desatar el nudo apretó aún más hasta causarle la muerte, y lo acusaron por acción.
Pero todo quedó en la nada cuando consiguió después otra secretaria, y así sucesivamente...

El relato completo de “Necrópolis de almas” se puede leer en el siguiente enlace:  http://editornoroestino.blogspot.com/2008/10/necrpolis-de-almas.html